jueves, 26 de enero de 2017

Danza De Letras


Maravilloso camino de letras y sentires, en el que compartir con grandes plumas, y sobre todo, con grandes compañer@s, unos fantásticos, originales, y divertidos retos literarios, con los que enriquecerse y crecer, en tan hermoso viaje de la palabra escrita. En definitiva, el grupo "Territorio de Escritores"; un precioso vínculo de tantos que escribimos, soñamos, volamos, reímos o lloramos…y, bailamos…la tan hermosa danza de las letras. 

*Ginebra Blonde*


Ave Y Veleta

Será que la melancolía
A veces me apresa el alma…
Que los días se tiñen opacos
Y que mis manos
Tiemblan…
Será…
Que a veces no encuentro
El sosiego…
Será que mi espíritu
Es ave…
Veleta…
Será que mi cuerpo
Mi mente y mi alma
Se acostumbraron a tus ojos…
Pues en un efímero y leve instante
Eres todo…
Todo en lo que aferrarme…
Y serán tus dulces manos
Bálsamo en mis tormentas…
Serán tus abrazos mi paraíso
Donde mis mariposas
Aletean…
Y ambos
Ese crucero que navega a toda vela
Capaz de volar por los cielos
Con tan sólo
Un chasquido de dedos;
Una caricia;
Un beso…

Y se dice del amor…
Capaz de mover el tiempo
Hacer de un instante el universo
De un infierno el cielo
Y más…
Más de lo mucho
Que nos amamos
Y que sólo tú y yo
Sabemos…


*Ginebra Blonde*

***************************************************************************************************






Mis Botas De Agua



-Apenas llueve… -me dijiste sonriendo…
Y yo desembalaba ilusionada tu regalo
Tenían que ser aquellas botas de agua,
Color azul cielo…
Rezaría cada día para que lloviera
Me verías con ellas puestas
Sé que lo supiste desde que me fijé en ellas
En ese escaparate, cogidos de la mano…

Y mamá guardó bien el secreto aquella tarde,
Que llegué a casa con mis pies empapados;
Sólo quedaba unos días para mi cumpleaños…

Muchos cumplí ya, desde que te fuiste…
Aunque a veces siento que aún no te has ido
Que volverás a verme con ellas puestas
Que tus ojos volverán a sonreírme
Tus manos abrazar mis manos
Que la lluvia…la lluvia…papá
Te traerá de vuelta…

Hoy, mis pies vuelven a estar mojados
Sobre este barro ante la piedra…
Lápida que llueve y se agrieta
Silencio…
Tan sólo las gotas golpeando mi alma
Taladrando mi pecho…
Me asfixia…
Me ahoga…

*Ginebra Blonde*

******************************************************************************************************

Sangre Sucia


Y cada noche el espejo mostraba su rostro
Aquel de disfrazada sonrisa
Carmín y fuego, lágrimas enmohecidas…
Era el único que sabía, de verdades escondidas
Su cuerpo, frágil y roto;
Amasijo de recuerdos…
Ésos que le decían de otros tiempos
De barcos y anhelos…
De promesas, que con mentiras llegan
Ésas que quedaron teñidas y flotando;
Triste océano de niñas de trapo…
¡Malditos contrabandistas de inocencia y sueños!
Esa noche sería distinta…sería la última
Finiquitaría con su sangre aquel sucio contrato
Cogió su zapato…arremetió contra el espejo
Un vidrio agarró con sus manos
Aquellas en las que ahora pendía su muerte
Al fin se liberaría, pero antes…
¡Fuerzas le pidió al diablo!
Para llevarse por delante a unos cuántos…
Y la noche lloró sangre…sangre inocente…
Entre tanta, sucia y maloliente…


*Ginebra Blonde*

*****************************************************************************************************









Eres Tú

Y son tus manos
Cincelando mis caderas…
Son tus ojos
Navegando por mi pecho…
Son tus besos
Reptando por mis piernas…
Eres tú
Tu piel en mi piel
La sal de mi universo
Sabor a miel…

Y es despertar
Entre las sábanas y tus brazos…
Retozándonos el sol
Tras la ventana…
Es la brisa
De tus caricias tempranas…
Son tus susurros
En mi oído y sobre la almohada
La sal de nuestra cama…

Y es tu sonrisa
En mis días grises…
Son tus -te quiero
Entre zumo y pétalos…
Eres tú…
Mis flores silvestres;
Mi bosque;
Mi yedra;
Mi sal y mi océano…

Eres mi mundo…
Ése que gira
Entre mi boca y tu boca
Tu pecho y mi pecho…
Ése que descalza
Abrazos y sueños…
Que tiñe las alas
De vida y de besos…

Eres tú
Mi sal…
Mi aderezo…

*Ginebra Blonde*


 ***************************************************************************************************

Nubes De Algodón


Y supongo…
Que son cual frágiles mariposas de papel…
Nubes de algodón entre vientos y tempestades…
Gotas que se filtran entre rendijas
En tiempos difíciles, de creer…
Y supongo que son cuentos olvidados…
Aquellos que quedaron pululando
En algún rincón de nuestro cuarto…
Supongo que sólo son sueños
Tesoros enmarcados
Con cada latido de nuestro corazón…
Pero quizá, es el secreto mejor guardado
Aquel que nos ayuda a respirar
Y alumbra la oscuridad…
Quizá no es cuestión de modelarlos
De intentar convertirlos en realidad
Sino, de quererlos como son…
Mágicos y etéreos
Hermosos castillos levantados
Sin más pretensión que sentir
Y volar…
Y supongo…
Que nuestros pies no están preparados
Para despegar…
Ni nuestras espaldas capaces de soportar
Dos blancas alas…
Pero…
¿Y si cerramos los ojos?...
Entonces…
No necesitaremos alas ni zapatos
Sólo coger aire, y dejarse llevar…
Porque…
Los sueños, sueños son
Pero sin ellos
Nos falta razón…

*Ginebra Blonde*

******************************************************************************************************







Mujer, Pecado, Y Humana

Llegó el momento esperado y temido…la lluvia bañaba la armadura de la guerrera por cuyo rostro resbalaba la sangre que se mezclaba entre los barrizales de aquella llanura inundada de cuerpos inocentes sin vida. La bestia la observaba de lejos con su álgida respiración entrecortada. Subió sobre su negro corcel vestido en plateada indumentaria, y cabalgó despacio hacia aquella espantosa bestia que no dejaba de mirarla. Aves de rapiña desde lo alto parecían acompañarla…la lluvia cesó de pronto, desmontó de su caballo, caminó firme hacia ella, y cuando la tuvo cerca, blandió su espada. El cuerpo de la bestia se desplomó, quedó de rodillas ante ella. La guerrera se despojó de su armadura ungida en sangre coagulada, y entonces, dos grandes y blancas alas se desplegaron de su espalda… La bestia miró aterrorizada y rendida ante tal belleza impregnada de una luz que le cegaba, ella hincó su espada en la tierra mientras la bestia agonizaba, detuvo su mirada un instante ante tal masacre y horror, y alzó sus alas…
Del cielo sonó un estruendo, abiertas quedaron sus murallas cediendo paso al ángel que se acercaba con el alma bañada en dolor y las manos ensangrentadas… Fue juzgada, más…ella no vio pecado en el acto de empuñar su espada en virtud del inocente, por lo que las leyes divinas arrancaron sus alas y la echaron a ese vacío entre el cielo y la tierra. Pero un nuevo mundo se abrió ante ella…su pecado se hizo carne, su piel se tornó suave y blanca perla, y sus ojos, dos mares donde ahogarse… Y entonces, miró allí a lo alto donde la excomulgaron, y sonrió…pues esa sería su más dulce venganza…habitar esta tierra en la que poder caminar y volar sin alas, y en la que ser…mujer, pecado, y humana.


*Ginebra Blonde*

*****************************************************************************************************

Tan Sólo Quiero Ser


Y nacemos desnudos y desprovistos de tinta en nuestras páginas. No hay más que un montón de hojas dispuestas a ser escritas, blancas y puras, expuestas a esas manos sucias o corruptas, que escriban desde la manipulación y el engaño, o simple y sencillamente, desde esa ignorancia que a veces sin saberlo, tiña nuestra vida con un montón de sufrimientos encadenados a ese muro de piedra creado ante nuestros pasos. Porque soy sencilla y difícilmente un ser humano. No deseo títulos ni ceremonias, tan sólo quiero ser... ser que siente y padece entre tantos seres que igualmente sienten y padecen. Víctima y culpable, ambos papeles cargados a la espalda y sin oportunidad a pronunciarse y defenderse. Reina entre Reyes, Diosa entre Dioses, Mujer...entre Hombres... Esos pies que se llenaron de llagas pisando duro entre caminos de piedras ascendiendo entre grandes y poderosas montañas. Esas manos que aun escondidas sanaron vidas. Voz disfrazada de corbata y camisa...para ser escuchada y atendida. Libros bajo colchones, mentes amordazadas y plagiadas, pero... ¡bendita guerra infinita del florecer!...vida que siente y palpita, que crece y no se detiene, que no se rinde. No importan hogueras ni guillotinas, no importan barrotes ni jaulas, no importan leyes ni Biblias, no importa nada cuando el ser se abre camino, cuando cual pájaro vespertino sientes la luz sobre tus plumas blancas, cuando la vida estira de tus manos cansadas y magulladas de tanta impotencia y lucha. Y no importa aquel libro...mi libro, que fue robado y escrito como les dio la gana, porque sencilla y libremente, yo decido, yo opino, yo siento, porque VIVO, porque me parió una maravillosa mujer que luchó, como lo hizo su madre, y cada madre, como tantas y tantas que nacieron y murieron, en esa lucha, interminable...


*Ginebra Peñalver*

******************************************************************************************************

La Harley


Las gotas de agua chocan furiosas contra mi cuerpo, me empapan, penetran entre mi piel y mi ropa…y yo, acelero. Ruge el motor entre mis piernas…nada importa entre el agua y mi alma que se moja y emerge como rosas rojas abriendo sus pétalos ante la tempestad que ahora me abraza y me lleva sobre estas flamantes ruedas. Y siento que hay más mundo más allá de donde alcanzan mis ojos, siento…y de pronto mi cuerpo salta por los aires, mi trasero es el primero en tocar el suelo. Quedo boca arriba mirando el cielo. Las ruedas girando, el mundo girando, mis pensamientos amontonándose  sin sentido ni rumbo. El pobre Ángel embarrado y magullado sobre mi hombro izquierdo diciendo... -Te lo dije, menudo trompazo te has dado... -Luci en el otro lado tan coloradito y con su tridente, diciendo... -¡Ná, esto no es ná, menudo subidón te has llevado! -Y yo, en medio y con el culo amoratado, pensando... -Esto debe ser un sueño…o quizás es que estoy delirando... “Pero esto no ha acabado”…
Llega el doctor con una enfermera a cada lado; batas cortas y ligueros…”él sin liguero, claro”…
Me despojan de la ropa; Luci frotándose las manos…Ángel llorando y suspirando…
Manos vestidas en látex recorren con mucho cuidado todo mi cuerpo; mi mente flotando, me falta el aliento, mi temperatura se ha disparado…y aquellos dos, peleando…

-¿A ti te parece bonito, Lucifer? La que has liado… Mírala, ahí tirada en el asfalto, delirando con tus fantasías… y por aquí no se ve ni sirena encendida…
-Vale…lo siento Ángel…se me fue de las manos… Me emocioné con la Harley, siempre quise tener una y…
-¡Egoísta!
-¿Egoísta?... ¿Y tú qué, qué pretendes, que sea una niña pura de blanca tez sin venturas, desventuras y travesuras?… ¡¿Eso es lo que quieres?!...
-Vale, vale…pero tenemos que encontrar el equilibrio ¿de acuerdo?...
-Trato hecho ¡Ni pa ti, ni pa mí!
-¡Habla bien, leñe!
-Shhh…esa boca Ángel…
-Grrr…

Me despierto como de un profundo sueño…qué raro, no recuerdo…
Vaya, está lloviendo…hoy cogeré el metro…

-¡Jo!…

-¡A callar! Ya habrá tiempo para la Harley…

*Ginebra Blonde*

*****************************************************************************************************

Mi Nombre


-¿Y cómo dice que se llama?...
- No se lo he dicho… ¿acaso importa?...
-A mí me importa. Me gustaría hablar con usted llamándola por su nombre.
-Lo que debería importarle es lo que ocurre fuera de estos muros. Este lugar es el resultado de ese mundo en el que se pretende controlar a cada ser humano. En eso nos hemos convertido; somos un nombre, un número, una etiqueta que pende de esos hilos que lo manejan todo.
-A veces tiene que ser así, de lo contrario, todo sería un verdadero caos ¿no cree?...
-No, no lo creo.
Mi estimado doctor, no sé por qué todos se empeñan en que reconozca que estoy en un manicomio, que estoy loca...
-¿Entonces lo recuerda todo?
-Ustedes juegan a las adivinanzas, y yo, les sigo el juego. La vida sólo es una perspectiva, como este lugar lleno de puertas y escaleras. Da igual si subo, si bajo, o qué puerta atraviese…al final, todos somos parte de la ratonera. ¿No entienden que quiero olvidar?… ¿Por qué no me dejan vivir en mi quimera?...
Control, siempre control; imponer una verdad creada, absoluta, sobre todos y sobre todas las cosas…
-En cierto modo puedo comprenderla. Pero somos parte de este sistema, no podemos hacer otra cosa…
-Eso es lo que nos diferencia. Yo no me resigno. Nadie de los que está aquí lo hizo. Hay algo que nos lo impide…algo sin nombre ni etiqueta, algo que no se sostiene por esos hilos de los de ahí arriba. Locos, sí… Pero dígame, doctor… ¿No ve la locura de los que están ahí fuera?... Esos que están a su libre albedrío para hacer daño a diestro y siniestro, ésos, son el peligro… Así que, prosiga con su trabajo. Pero no me diga que tengo que recordar mi nombre, lo perdí el día que tuve que enterrar a mi hijo porque una bomba le segó la vida. Como tantos otros inocentes, que simplemente estuvieron en el lugar equivocado,  en esta guerra de poder y venganza.
Mi nombre es madre, de un hijo asesinado. ¿Y ustedes me llaman loca?...


*Ginebra Blonde*

*****************************************************************************************************

Cuéntame, Que Quiero Vivir


Y ahí estaba, delante de aquella gigantesca finca de espejos, y sobre unas puertas de cristal giratorias unas letras de neón que decían “Hotel de Cuentos”. Aquella misma mañana había recibido en su buzón el panfleto de aquel misterioso lugar. A punto estuvo de tirarlo a la papelera, pero por alguna extraña razón, se lo guardó en el bolsillo de su batín mientras se tomada su café con tostadas. Su mirada yacía perdida en algún lugar mientras su gatita Coco la observaba con sus preciosos ojos verdes. Nada tenía que perder, y en lo más hondo de su ser, esa parte intrépida y aventurera, le arrastraba sin tregua a vivir esa experiencia.
Le temblaban las piernas, le temblaba hasta el alma que parecía salírsele del pecho.
Su mano apretaba una llave de la que colgaba una cinta roja, venía dentro del sobre junto a  la invitación a aquel hotel que ahora lucía ante sus ojos y su cuerpo tembloroso, y que parecía perderse entre las nubes.
Sin pensarlo más, cruzó esa puerta giratoria al ritmo de sus más dispares pensamientos que la invadían en ese momento.
Habitación 815; introdujo muy despacio la llave en la cerradura, la giró conteniendo la respiración, y la puerta...se abrió...
-¡Adelante!-exclamó el conejo blanco
-Oh, vaya... ¿estoy en el país de las maravillas?
-Eso quisiera yo, ya no hay lugares de cuentos, el mundo tuyo ha dejado de creer en ellos...
-Lo siento...yo...ojalá pudiera hacer algo...
-Ya lo has hecho, has venido...
-Pero...
Los lametones de Coco en su nariz  la hicieron salir repentinamente del sueño...
-Vaya...así que todo ha sido un...-al poner los pies en el suelo tropezó con una llave atada a una cinta roja...

"Eterna y maravillosa pareja que se necesitan y complementan, la VIDA, y los SUEÑOS..."


*Ginebra Blonde*

*****************************************************************************************************

De Rosas Y Promesas


Recuerdo la primera vez que le prometiste a mamá… Supe en su mirada que te creía… Y tras recomponer su vestido, os fundisteis ambos en un abrazo por el que se fugaba un “te lo prometo” mientras con tus dedos secabas sus lágrimas…
Por entonces, algo en mí se entristecía, algo pellizcaba mi alma…algo me decía que no estaba bien, a pesar de la sonrisa tierna de mamá.
La segunda promesa no fue tras un empujón… Vi levantar tu mano asestándole un golpe en la mejilla; supongo que no me viste entrar en la cocina, pues la primera reacción de ella fue mirarme, por lo que al darte cuenta te pusiste de rodillas llorando, y fue a mí a la que prometiste, que no volvería a pasar. En esta ocasión no hubo abrazo, mamá me cogió de la mano y salimos al jardín;  mi alma dolía más que la primera vez…
La tercera promesa vino acompañada de un gran ramo de rosas. Hacía apenas unas horas habías salido enfurecido y gritando de casa, tras dejar tirada en el suelo y sangrando a mamá. Yo no sabía qué hacer, sólo lloraba con ella y tiraba de su brazo para que se levantase; sufría, yo sufría…y mamá no respondía… -¡mamá, mamá!... –sólo pudo abrir un ojo, el otro estaba hinchado, y por su rostro resbalaban gotas de sangre que yo intentaba limpiar con mis pequeñas manos temblorosas; estaba asustada, muy asustada, y ella, lloraba y me abrazaba…
Esa noche, en el centro de la mesa mientras cenábamos, estaba aquel enorme ramo de hermosas flores…pero yo lo miraba con rabia… Ella comía en silencio, y tú, ni siquiera nos mirabas…
La última promesa la hice yo en su entierro. Prometí que te mataría, y no lo hice.
Me arrebataste a mi madre; truncaste mi infancia, aquella sumida en miles de promesas incumplidas y en el dolor de ver como  la perdía lentamente…
Ahora, eres un hombre viejo y solitario. Supongo que sigues siendo mi padre y acordándote de nosotras…yo, no he olvidado tus promesas…esas que hoy yacen bajo tierra.


*Ginebra Blonde*

*****************************************************************************************************

Dulce Ritual


Como cada mañana, cuando unos finos y tibios rayos de sol se asomaban entre el visillo de tul y la persiana, ella servía cual ritual dos tazas humeantes de café que dejaba posadas sobre la mesa, junto a un pequeño jarroncito de cristal con una rosa roja que él minuciosamente cortaba del jardín cada amanecer mientras ella preparaba las tostadas… Aquel día, hacía más frío de lo habitual para las fechas en las que estaban… Y entonces, de nuevo se cruzaban sus miradas, se cogían de la mano y se perdían más allá de ese momento, de ese instante en aquella habitación, como si el tiempo quedara paralizado en aras de sus sueños, de ésos sus viajes en los que el único equipaje eran sus almas ascendiendo a miles de mundos imaginarios… Pero aquel día…aquel día…hacía tanto frío… Ella dio un sorbo al café y se levantó anudando su bata para cerrar la ventana…y los visillos…quedaron quietos, inertes… Se sentó de nuevo junto aquel que la observaba con su mirada lánguida. Él sonrió…
-Siempre has estado preciosa recién levantada… -ella abrazaba la taza con sus dos manos, soplaba con sus labios sonrosados al tiempo que sonreía y lo miraba… Aquella habitación era una hermosa danza de aromas que se fundían y mezclaban… rosas, inciensos, café recién hecho…y ese cálido amanecer que traspasaba las paredes, que se filtraba por cada poro…
-Eres tan hermosa… -ella acarició su mejilla, lo besó, recogió su melena en un moño alto, dejando al descubierta su nuca…
-Siempre me ha gustado cuando haces eso…estás tan…sexy… -la ventana se abrió de pronto como llevada por una fuerza sobrenatural…y arrastradas por el aire, hojas color ocre quedaron bailando sobre el suelo…

Cuando echaron la puerta abajo, un tremendo y nauseabundo olor salió despedido impregnando hasta la piel… Él estaba sentado junto a dos tazas de café enmohecidas…y a pesar de la descomposición del cuerpo, se podía percibir una leve sonrisa en sus carcomidos labios…
Una silla vacía junto a él…y un jarroncito de cristal, en el que curiosamente, había una rosa roja fresca con todos sus pétalos…

*Ginebra Blonde*

*****************************************************************************************************

Que Siga, La Vida


Y ya apenas percibo el olor del rocío acariciando amaneceres…
No escucho los latidos de mi corazón acompasando mis noches frías al calor de tus mejillas. Me sumerjo en tus pupilas donde navegar un nuevo día…que ya casi termina… Mis manos flaquean…aquellas que junto a las tuyas pasearon hermosas avenidas…que acariciaron, y te tomaron…vida mía…vida, que se escurre ya, de entre mis manos.
Pero el río sigue su curso…siguen los pájaros piulando, sigue mi corazón amando…intentando despistar a esta sombra que me acecha, y que me mostró mi hora.
Y sé que todo se acaba, que toda vida termina en un suspiro, cual vela que llamea.
Sé que aún soy…en este mundo que se me aleja…
Y es que mis pies flaquean…aquellos que subieron  mil peldaños que me llevaron al cielo, a mis sueños…aquellos que bailaron bajo el cielo y las estrellas, y que hoy, caminan lentos, temerosos, inciertos…ante una meta, que me llega…
Pero el sol sigue mostrando su fuego, el viento soplando, la luna brillando con su manto de plata…y yo…sé de mi tiempo, sé que muero, que ya desembalé tan hermoso regalo, casi caducado…
Y mis alas resurgen de nuevo, mi alma no se rinde ante el fin de esta tregua, guerra que no cesa…vida que aún me roza con sus lánguidas horas…
Que siga, que sigan mis pasos…mis sueños, mis gozos, mis cantos a este mundo loco que loca me tiene, de saber qué poco me queda…
Pero que siga, que siga el espectáculo, que se alcen los telones que esto no ha acabado…
Que la dama espere con su velo negro, que hoy, vestiré de espectáculo, dibujaré una sonrisa sobre mi rostro apagado ¡maquillaré mi temor y mi rabia por perderlo todo, todo, tan pronto! y bailaré, viviré otra vez…sobre el escenario.


*Ginebra Blonde*

******************************************************************************************************

Manoletinas Verdes


Era una de sus pasiones; tenía el armario lleno de cajas apiladas.
La última visita a la zapatería fue “especial”… Se iba a comprar unas náuticas; había quedado con sus amigas para pasar el día en el puerto, y las del año pasado ya no le convencían. Mientras se probaba unas que entraban en su presupuesto y además le gustaban, una ancianita se acercó a ella…

-Hola, jovencita… -le saludó la anciana…
-Hola... –le contestó Emily sintiéndose… “confundida” tras una extraña sensación cuando miró sus profundos y grandes ojos grises…
-Veo que te gustan mucho los zapatos…y además, viajar ¿me equivoco?...
-Oh, pues no, no se equivoca… ¿y usted cómo sabe eso, por qué lo dice?...
-Eres de las mías… Entre nosotras nos reconocemos enseguida…
-No entiendo…
-Lo sé, a veces no sabes que tienes ese don, hasta que alguien te da el empujoncito…por eso estoy aquí…

La anciana le dio una tarjetita color ocre, con unas letras rojas grabadas que decían: Shoemaker of Dreams. Emily la cogió, la sujetaba entre sus dedos como si alguna fuerza la empujara a hacerlo sin tiempo ni opción a duda. Cuando levantó la mirada, la anciana ya no estaba… Dejó las náuticas en la estantería, y salió de la tienda dirección a aquella zapatería que figuraba en la tarjetita.

Aquello no era una tienda cualquiera… No se veía el final…<pero, cómo es posible…>
Los zapatos estaban clasificados: mar, cielo, ciudad, bosque… Bosque… Se paró frente aquella enorme estantería, los miró de un lado a otro, de arriba a abajo, y eligió. Eran unas manoletinas color verde. Tenía algo de purpurina; radiaban luz… Se descalzó, se puso una, y luego la otra… Caminó…y caminó…y de pronto, voló…

Era un precioso y frondoso bosque. Miles de hadas revoloteaban a su alrededor y reían al ver su cara de asombro. Su vestido iba a conjunto con aquellas manoletinas, y su mano… ¡su mano sujetaba una varita!... <Esto debe ser un sueño> -pensó…

-No, no lo es… -le dijo la anciana quitándole las manoletinas… -pero sí un secreto…

Emily volvió a calzarse; tenía que salvar al mundo…


*Ginebra Blonde*

******************************************************************************************************

Niña Y Mujer


Y qué será que hay momentos que regreso a tus brazos; que intento vencer por mí sola a esa sombra que de vez en cuando se adhiere en las paredes de mi cuarto… Y no puedo… Te busco en ese pasillo que cada día me aleja más de tu regazo; y me resisto…necesito el sonido de tu cálida y conciliadora voz… Necesito tus manos en mis manos mientras en mi corazón cesa el llanto… Qué será que de pronto me vuelvo esa chiquilla que jugaba en el patio, sabiendo que dormiría a tu lado; que endulzarías mis pesadillas, qué serías por siempre mi cuento ensoñado…querida mamá…
Y qué será que a veces me siento roca, tallada y forjada con la fuerza de mi alma que derrota toda adversidad. Qué será que ya guardé en mi joyero de nácar aquellos lazos de mi pelo que cayeron cual pétalos deshojados sobre el suelo… Qué será que no hay día que no mire de cara a esta vida, loca vida que tantas veces me traicionó, y no me importe ni lo más mínimo; que calce mis zapatos de tacón para caminar en este maldito y bendito equilibrio que nos hace sostenernos cada instante en esa cuerda floja que nos zarandea y nos lleva en esta contracorriente a toda velocidad…
Y es que…cuánto daría por volverte a ver entrar en mi cuarto mientras me hacía la dormida para sentirte besar mi frente… Pero…siento como el camino se abre paso, como mis pies han de caminar firmes hacia delante. Me reconozco mujer valiente que no se detiene; que lucha y crece en un mundo que apenas se sostiene. Que sueña y vuela, pero cual libélula, siempre cerca del suelo, sabiendo, de su frialdad y dolor; de heridas y cicatrices, de castillos derruidos, y bailes de palacio que acabaron en el barro…
Y es que…me niego, me niego a perder las trenzas de mi pelo; la regaliz de mis bolsillos; mis pinturas Alpino…y mis dibujos…dónde el sol, el SOL…siempre coronaba el techo de mi hogar…

*Ginebra Blonde*

*****************************************************************************************************

Prueba Superada


Y ya abrazaban la locura cuando de niños en la escuela sucumbían a miles y diversos retos que demostrasen ese amor, ingenuo y puro de entonces, que sentían el uno por el otro. Supongo que la vida de alguna manera se adentró en sus seres frágiles y cristalinos dejándoles señales de lo que al fin determinaría sus caminos. Y se fueron filtrando esos halos de luz, de amor intenso, loco, intrépido, abrigando esos dos corazones que crecían en esa hermosa comunión incondicional…
Por aquellos días, él debía escribir una poesía en la pizarra firmada con un “te quiero vida mía”, ella, debía dibujar corazones en los pasillos de las aulas…
Pero al fin el tiempo y el destino son los que meten baza en ese juego, son los que cubren con su tupido manto esas vidas atadas inconscientemente a ellos…
Y ahora, con veintitrés años, su cuerpo guardaba equilibrio en una barandilla que daba a un profundo precipicio… Sabía que su vida nunca tendría sentido sin ella. Ya no podía verla…no podía ver su rostro, sus ojos, sus pequeñas manos cogidas a las suyas… No podía escucharla, sin embargo, podía sentirla, la sentía cual fuego adherido a su alma. Podía sentir esa mirada apasionada cuando hacía algo por ella, su sonrisa traviesa. Sí…sí…ella estaba allí…y sin pensarlo más, abrió sus brazos y su mirada a aquel cielo ahora testigo de aquello, y se lanzó al vacío. No dejaba de verla, se sentía cada vez más cerca…hasta que de pronto aquella cuerda le dio un gran tirón que lo hizo frenar y rebotar hacia arriba. Prueba superada…

-¡Lo has hecho mi amor! ¡Te quiero!
-Y ahora te toca a ti hacer la locura…mi vida…-y sacando del bolsillo una cajita con un anillo dentro… -¿quieres casarte conmigo?...
-Sí, quiero.

*Ginebra Blonde*

*****************************************************************************************************

Sonrisas En El Alma


Y supongo que podría encerrar en ese vaso de cristal aquel trocito de mi vida en el que mi alma fue frágil cual cristal… Podría decir aquello de que mis ojos lo vieran medio lleno, aun cuando en mi corazón quedó un enorme y frío vacío que se esparcía sin pudor entre mi piel y mis venas… Podría alzar mis manos hacia ese cielo de nubes grises y abrazarlas, esperando que la tempestad diera paso a la calma, aun cuando sus gotas fuesen como lanzas clavadas en mi alma… Podría empañar con el vaho de mis miedos el espejo de mi cuarto, para dibujar con mis dedos esa carita sonriendo que templara el sufrimiento… Tantas cosas pudiera…que ya ni me acuerdo…
Pero hoy, navegando en tus ojos cristalinos, siento, que aquel vaso quedó reposado sobre un libro ya desgastado, aquel que juntos cerramos, cogidas nuestras manos, desafiando a este loco mundo, a veces maldito juego macabro, otras…hermoso lienzo que colorear con nuestros sueños…
Y cuando mis pies desvalidos corrían y huían de ese cielo y su tupido manto exento de estrellas, apareciste tú, dándome a beber de tu dulce veneno, aquel que expulsa tiznes negros de un corazón herido e indefenso… Y sorbo a sorbo fui recuperando mi aliento, fui cayendo presa del hechizo de tus besos, fui creciendo…creciendo y llenando de sonrisas y sueños ese vaso que un día quedó medio vacío y tirado en el barro…
Y puede que se trate de magia… Puede que sea ese destino que nos espera sigiloso tras la esquina de la vida. Puede que todo pase por algo, y ese algo amanezca de pronto ante la ventana de un alma herida.
No importa lo que sea y por lo que sea. No importan cielos que lloran, vasos que no se llenan o que rebosan… Hoy puedo sentirlo por cada poro de mi piel que siente y vibra. Hoy puedo gritarlo sin más vidrio que tus ojos amándome y llevándome al paraíso.
Hoy sé, que fuiste tú, mi AMOR…aquel que de niña y a hurtadillas, dibujó sonrisas en mi alma…


*Ginebra Blonde*

****************************************************************************************************